martes, 23 de febrero de 2016

412.- Crónica 365ª reunión oficial de tejedores Madrid Knits (viernes 19 de febrero de 2016)

Crónica escrita y fotografiada por Cris F.

Casi sin darnos cuenta pasó otra semana y, una vez más, llegó el viernes y con él la cita obligada para reunirnos en el Starbucks de siempre y dar rienda suelta a nuestra pasión por las labores. 




Hizo muy buen tiempo, casi sobraban las prendas de abrigo (al menos a primera hora de la tarde), pero eso no impidió que nos juntáramos unas cuantas tejedoras y ganchilleras para pasar un buen rato en compañía, si bien es cierto que faltaron algunas que suelen venir siempre o casi siempre pero esa tarde tenían otros compromisos que atender.




Os cuento lo que estuvimos haciendo:

Yolanda, después de hacer y deshacer varias veces La bufanda de Eleanor que no terminaba de quedar como ella quería, había empezado un nuevo proyecto: una manta de apego para la inciativa "Apadrina un peluche" que llevará en el centro la cabeza de una jirafa. Qué pena que salga tan pálido el color en la foto; en realidad es mucho más vivo:




Carmen siguió con su bolero en ganchillo, casi lo tenía acabado ya como podéis ver en las siguientes fotos. La forma era rectangular y luego le cosió las esquinas para obtener el hueco de las mangas. Lo ha tejido con aguja de 3,5 mm e hilo de Verto di Roma en color granate:





¡El bolero te ha quedado muy cuco, Carmen!

Cris G. seguía con su chal Sweet Eleanor...




...aunque también había empezado algo calado para el verano:




Joao nos contó que, después de empezar tres veces, finalmente avanzaba en el cuello Reversible Cowl (patrón de Purl Soho), tejido con lanas merino de Rosários 4. Va despacio, algo normal si se tiene en cuenta que lo está tejiendo con agujas del 3. El cuello es para su hermana, pero sus hijos también quieren uno, así que Joao va a tener faena para rato...:




Pilar nos mostró el suéter que está haciendo a juego con la maravillosa chaqueta rosa que ha terminado recientemente. Lo está tejiendo con una lana estupenda 100% alpaca mezclada con otra de fantasía:
 



Almudena seguía con su bolero. Nos contó que lo que había hecho el viernes y el sábado pasados lo había tenido que deshacer el domingo y que de ese modo no había quien avanzara:



¡Ánimo, Almudena!

Kiru, tras un tiempo de parón, vino a tomar un café y charlar un ratillo con nosotras, pero esta vez sin labor, "por cuestiones del directo", según ella (la verdad es que no lo pillo). ¡A ver si la próxima vez nos trae algo chulo!

Patri estaba haciendo una bolsita para llevar los cargadores (del móvil, del portátil, de la cámara...) en la maleta sin que se líen los cables con los zapatos (qué buena idea, ¿no?):




Recibimos también la visita de Cris H. y su familia; mientras el papá y el nene mayor se fueron a hacer unas compras por la zona, Cris y el chiquitín se quedaron un buen rato con nosotras. Fernando, con su mes y medio que tiene ahora, ha crecido mucho y está para comérselo...

En cuanto a mí, Cris F., estuve toda la tarde liada con la espalda del Nobu, añadiendo bastantes más vueltas de las que indica el patrón para conseguir la altura deseada y llegando ya casi a las disminuciones para las sisas. Qué ganas tengo de acabar esta parte del jersey, porque el dibujo se hace verdaderamente pesado; es muy monótono (menos mal que el delantero va a ser diferente):




El caso es que ayer, contemplando esta foto durante un rato, descubrí un error. ¿Alguien más lo ve? 

Normalmente, cuando me doy cuenta de que me he equivocado, deshago la labor hasta donde está el fallo y rectifico. Lo suelo hacer siempre, pero esta vez, después de consultarlo con la almohada, he decidido que no lo voy a hacer. Con lo que me ha costado llegar a donde estoy (estoy casi llegando a las disminuciones para el cuello), no me apetece ahora deshacer casi veinte centímetros. Voy a intentar hacer una chapucilla con lana y aguja y con un poco de suerte no se notará nada (aunque conociéndome como me conozco, lo mismo cambio de opinión y lo deshago, después de todo)...

Y esto es lo que dio de sí la tarde del viernes 19 de febrero, pero añado algo más:

Quisiera pedir disculpas a mis compañeras porque estuve más callada y menos comunicativa que de costumbre. Alguna incluso pudo pensar que estaba enfadada por algo, pero no era así. Se debía a los fuertes dolores dentales que llevaba/llevo sufriendo desde hace días, con el agravante de que el viernes se me olvidó el calmante en casa y lo pasé francamente mal; me dolían no sólo la boca, sino toda la cara y los oídos. La culpa es mía por no acudir al dentista antes. ¡Menos mal que tengo cita para mañana!

Y ahora sí que termino. Ya falta menos para que volvamos a reunirnos. Será el

Viernes, 26 de febrero de 2016
Lugar: Starbucks, C/Pedro Teixeira, 8 (esq. Avda. de Brasil)
Horario: 17.00 a 21.00 h




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes compartirlo

google